5 factores importantes alquilando una casa al turista extranjero



5 factores importantes alquilando una casa al turista extranjero

Hoy en día el viajero lo tiene muy fácil encontrar su alojamiento turístico. Online encontrará miles de casas rurales o apartamentos vacacionales disponibles. Puede aplicar funciones de filtro, directamente desde su Smart phone  o tableta. Aún así, no está nada seguro que el viajero encontrára el lugar que cumpla con sus expectativas. Aquí algunos consejos para proveedores de casas vacacionales, para saber a lo que realmente presta atención…

 

1) Info, Info, Info

¿Es seguro aparcar el coche en las inmediaciones? ¿Hay un supermercado cercano? ¿Se pueden alquilar bicicletas?

Actualmente se puede acceder a miles de anuncios con un simple clic, así que establecerás mayor interés si ofreces una información amplia del inmueble, y más confianza si lo haces en el idioma nativo del cliente 😉

 

2) La limpieza es la primera impresión

Imagínate que solo entrar al lugar donde vas a pasar tus vacaciones, encuentras un cartón de leche abierto en la nevera, o restos de mantequilla, fruta, etc. Seguramente el inquilino comenzará a generará dudas, y comenzará a ver las cosas en negativo. La limpieza es uno de los puntos en la que los turistas más se fijan. Es por ello que se tiene que tener gran atención al respecto, e incluso es conveniente minimizar los puntos de contención de polvo tales como cuadros y otros objetos decorativos.

En este caso el lema es: ¡menos es más!

 

3) Ser formal con los compromisos

Resulta tan evidente que no haría falta mencionarlo, pero en los tiempos de «conseguir dinero rápido» no siempre se cumple con lo pactado.

¡Di la verdad!

La picaresca tolerada por algunas culturas Mediterráneas, está totalmente rechazada por otras. Es por ello que si describes que la casa se encuentra en una «zona tranquila», o “a 100 metros de la playa”, esto debe de ser cierto. Tampoco será bien aceptado cobrar gastos inesperados por conceptos como WiFi, etc. Al igual que otros clientes, a los turistas tampoco les gusta tener un gasto adicional sorprendente.

 

4) Flexibilidad al recibir al cliente

Si los huéspedes que esperas vienen desde lejos, no puedes exigir que aparezcan a una hora determinada, ni cuando vienen con avión. Lo mejor es ir ajustando por SMS / WhatsApp la hora prevista de llegada a medida que el viaje se va desarrollando.

Una vez llegado, no los bombardees con información o las reglas de la casa. Dales bebida fría o ofrece un helado a los niños, así tienen un momento para tomar una respiración profunda.

Después, ya han asimilado que están de vacaciones y cuando les muestras la casa, se les suele brillar los ojos de alegría. Es el momento cuando están más perceptivos para escuchar tus explicaciones.

 

5) Persona de contacto

Como en muchas otras cosas, la comunicación es uno de los factores más importantes. Si quieres evitar malentendidos y además obtener una buena valoración de su estancia, lo mejor es asegurarse desde el principio que «relación» con el visitante es buena. Esto debe de comenzar ya

  • en el momento que el turista formula las primeras preguntas interesándose sobre el inmueble,
  • se sedimenta con una buena acogida,
  • se enriquece escuchando sus impresiones cuando llega la hora de su marcha,
  • y no termina aquí si se queremos conseguir que vuelva o recomiende la estancia a conocidos de su entorno.

Ofrecer una persona de contacto que hable su lengua y conozca su cultura supondrá ser de gran ayuda para resolver dudas o dificultades.

Estos consejos se basen en propios experiencias de DESconnect.

¿Tienes una hermosa casa rural en Cataluña en un lugar menos conocido y precioso, posiblemente en la naturaleza? Y ¿ya has tomado medidas que sean a favor de los niños y que pongan criterios medioambientales especificos a la hora de gestionar la casa? A continuación, pónte en contacto con nosotros!

Dejar un comentario

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.